Las Bronquiectasias, Cuando respirar se convierte en un derecho imprescindible

Autor: Samuel Pecho S.

Las bronquiectasias (BQ) son dilataciones anormales e irreversibles de los bronquios con alteración del epitelio ciliar. No son una enfermedad en sí mismas, sino el resultado final de enfermedades diferentes que tienen en común la desestructuración de los bronquios. Las BQ se han diferenciado en BQ secundarias a fibrosis quística (FQ) y BQ no FQ.
– Las primeras afectan a una población homogénea de pacientes con un trastorno genético de tipo autosómico recesivo, en quienes la afectación respiratoria es el principal factor predictor de mortalidad y en general se dispone de guías y consensos que facilitan su manejo.Continuar leyendo

El Tratamiento de la Fibrosis Pulmonar Idiopática

Autor: Samuel Pecho S.

Las enfermedades pulmonares intersticiales difusas (EPID) agrupan a un gran número de patologías que comparten una  fisiopatología semejante y una afectación predominantemente del componente intersticial del parénquima pulmonar, sin embargo, algunas de estas patologías pueden y suelen progresar y comprometer la vía aérea y los espacios alveolares.
El tratamiento puede dividirse en medidas farmacológicas y no farmacológicas. Siendo en muchos casos más importante las medidas no farmacológicas.Continuar leyendo

El diagnóstico de Fibrosis Pulmonar

Samuel Pecho S.

En la consulta neumológica, el especialista busca signos clásicos como: sonidos del tórax a la auscultación, conocidos como créditos y los dedos en “palillo de tambor”, entre otros.
Luego se valuará la función del pulmón a través de pruebas funcionales: la espirometría y luego mediante la pletismografía. Ambas pruebas medirán el aire contenido en los pulmones, la velocidad con la cual puede ser expulsado, la facilidad con la que los gases pasan del ambiente al aparato respiratorio y a la sangre, etc. Continuar leyendo

Fibrosis pulmonar y Bronquiectasias

Las enfermedades pulmonares intersticiales:  un creciente problema de salud pública

Oswaldo Jave C

Hace unas pocas décadas atrás eran consideradas enfermedades raras y de hecho ocupaban un breve espacio en la enseñanza de la neumología. Probablemente contribuyó a ello la escases de información estadística sobre magnitud y tendencia, así como el escaso entrenamiento de los médicos para reconocerlas y la falta simultánea de instrumentos diagnóstico adecuados. Apenas se contaba con la radiografía simple y la biopsia.Continuar leyendo